Voyage en Icarie

Viaje a Icaria

Ingràvid, Figueres, 2012

Rótulo pirotécnico y estructura de madera, 840 x 300 x 150 cm.

Mesa con documentos

Una producción de Ingràvid. Video (2’43”) producido con la colaboración de Can Xalant, Centre de Creació i Pensament Contemporani de Mataró.

Ver el video:
http://vimeo.com/115176342

Viaje a ninguna parte

Ninguna parte es, en la retórica propia de la modernidad, el espacio de la utopía (del griego ou, “no” y topos, “lugar”, literalmente: “no lugar”). Siempre instalado más allá del horizonte, en un futuro perpetuo, irrealizable. A mitad del siglo XIX el filósofo francés y socialista utópico Étienne Cabet expuso sus ideas en Voyage en Icarie, una novela inspirada en la Utopía de Tomás Moro, y que plantea una futura sociedad justa e igualitaria donde no hay ni propiedad ni moneda.

El proyecto icariano tuvo un gran eco en los ambientes obreristas de Cataluña, uno de los más destacados seguidores fue el figuerense Narcís Monturiol.

En 1848, siguiendo la llamada de Cabet, un grupo de expedicionarios, entre los que había algunos catalanes, partió hacia Texas para construir Icaria, finalmente la efímera aventura resultó un trágico fracaso.

La intervención pretende restituir e “iluminar” de forma poética la memoria histórica de unos hechos y unas personas que en el s. XIX, en pleno auge del capitalismo salvaje, además de luchar por la mejora de las condiciones de vida, se atreven a imaginar sociedades alternativas e intentar llevarlo a la práctica.

Instalar en la Rambla de Figueres, cerca del monumento a Narcís Monturiol, un rótulo pirotécnico, texto luminoso que ilumina de manera efímera este intento utópico: Voyage en Icarie.

En paralelo se desarrolla una “pequeña biblioteca icariana”, un sencillo display que recoja material, documentos, textos, imágenes, de la aventura icariana, así como de otros proyectos utópicos de la época e información de colectivos que hoy intentan construir plataformas sociales alternativas al sistema capitalista.